T3 ( Cynomel) y Enfermedad Renal

La glándula tiroides es esencial para tener un óptimo metabolismo corporal, pero depende del funcionamiento del hígado, se sabe que cuando el hígado no funciona bien ya, el 70 % de su función se ha deteriorado, sólo le resta un 30 % .

El 80 % de la triiodotironina se sintetiza en el hígado.

La T4 o levotiroxina es una pro hormona, esto quiere decir que debe activarse para convertirse en T3, si no hay los suficientes antioxidantes dicha conversión no se realiza.

El hipotiroidismo se acompaña de una disminución en la filtración glomerular, hiponatremia y alteración en la capacidad de excreción de agua.  Se describen glomerulopatias por hipo o hipertiroidismo.



La conversión a T3 se disminuye en el envejecimiento y por el estrés severo  producido por quemaduras, restricción calórica, la exposición a químicos (metales pesados, xenobióticos), el consumo crónico de alcohol, el  estrés oxidativo excesivo, enfermedades del hígado y del riñón, la deprivación del sueño, el ejercicio excesivo.
Para sintetizar estas hormonas la glándula tiroides requiere yodo, selenio, de zinc, niacina, vitamina B12, ácido lipoico, y los antioxidantes vitamina C y E.



Tomado de: Tiroides y Esquizofrenia por erl Dr Abraham Hoffer MD., Ph.D.

La suplencia con T3 o triiodotironina es esencial en pacientes con daño hepático: cirrosis hepática, o en pacientes con enfermedad renal..

Igualmente debido al aumento del estrés oxidativo, la suplencia de antioxidantes:
COQ10, vitamina C, selenio, ácido alfa lipoico, complejo B, glutatión, vitamina A, E, K son indespensables !!

L-carnitina, carnosina son igualmente necesarios !.

Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

 
Support : Creating Website and Blog | Euroconecta | Tu Negocio en Internet de forma rápida, fácil y económica
Copyright © 2011. Medicina Alternativa - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Euroconecta
Proudly powered by Euroconecta